La comunidad religiosa y el Centro Gaucho de la localidad de Juan Galán, ultiman preparativos para enaltecer la sagrada, imagen el día domingo 16, con peregrinación, misa, almuerzo y actividades criollas.

Así lo hicieron saber los fieles y devotos de la santificada, imagen, qué está cumpliendo ciento nueve años de su entronización en la explanada en la sala de la familia Buitrago.
Jornada que iniciara a las 05:45 de la mañana, con salvas de bombas en la Iglesia San José Obrero del barrio Cuyaya, las mismas que anunciaran la peregrinación, hacia la capilla de Juan Galán, acompañada por las bandas de Sikuris y promesantes.
También se sumaran como escoltas los gauchos que seguirán la columna de a caballo, con sus paisanas y donosas, hasta llegar hasta el kilómetro 6 de la ruta provincial número 2, lugar donde harán él desvió, para internarse por un camino vecinal, visitando diferentes hogares que soliciten la presencia de la patrona del lugar.
Así mismo, los organizadores destacaron que pretenden arribar a las 10 de la mañana al santuario de la virgen, lugar de concentración y posterior guardia de honor.
Minutos, más tarde se desarrollaran los actos protocolar y se escucharan palabras de bienvenida a cargo de un integrante del centro gaucho y se dará a conocer la historia de la virgen de Lourdes.
A horas 10:15 se cumplirá con la homilía presidida por el obispo Daniel Fernández, acompañado por el padre Juan Manuel García. Para terminar con una procesión hasta la gruta de la virgen.
Para culminar una jornada de festejo, integrantes de la entidad tradicionalista realizaran un almuerzo criollo, en el quincho de la institución.
En horas de la tarde abra destrezas criollas y un fogón carpero, animado por diferentes grupos locales.
Por último, los organizadores, destacaron que abra transporte desde el Club Cuyaya, a partir de las diez de la mañana con una frecuencia de dos horas. Y una vez finalizado el fogón, retornaran al mismo lugar de partida.
Histórica de la Virgen

Esta virgen es traída por el obispo Pablo Padilla y Bárcena (quien fuera el primer Obispo de Tucumán), desde Roma aproximadamente por el año 1.905 según en una de las fotografías de la apoca. Su destino en principio estaba en la localidad de Yala, en una antigua sala de campo, sin embargo debido al trazado de la línea del ferrocarril, se decide, enviarla a un lugar con mayor tranquilidad y de oración, desde donde se divisara con mayor amplitud de los parajes y mercedes por aquella época.
El lugar donde fue entronizada es legado a la Sra. Trinidad Carrillo de Buitrago, ella recibe la casona, 800 Ha. De tierras entre los campos y loma, donde la Virgen ya se encuentra con la promesa de construir una iglesia en el lugar. La misma se concentra en el año 1917 de estilo de neo gótico. Desde donde se evangelizara a todos los paisanos y habitantes de la zona. Siendo sus vecinos y parientes quienes también recibieron el legado correspondiente en los alrededores de esta comarca, las señoras: Rosa Carrillo, Serafina Carrillo, Horacio Carrillo, y otros. Abarcando los parajes denominados: Chuquina, la Quesera, Guerrero, Alto Padilla, San José de Cuyaya, etc.
La imagen de la Virgen de Lourdes, es una escultura de dos metros de altura, realizada por el escultor Mayson Rael de origen francés, París; según consta en uno de los laterales de la imagen, está erigida sobre un montículo de piedra de 1 metro de altura y dos filas de ladrillos, levantados por los paisanos del momento, en una gruta en la parte alta, de los alrededores de la casa, del lugar estratégico desde donde se divisa la extensión territorial con un paisaje de ensueños. Se destaca que la Familia Buitrago Carrillo, son los herederos de las tierras, sin embargo merece un especial, atención el Sr. Guillermo Buitrago, de profesión escultor, pintor, quien casi todos los años se instalaba con su familia en el verano para pasar sus vacaciones y realizar las Fiestas Patronales a la Virgen, se relata que él en persona dirigía en novenario correspondiente y organizaba la celebración anual, disponiendo se realizaba las comidas para esperar a todos los peregrinos que llegaban de los alrededores.
A caballo, de a pie, o con sus niños. Todos acudían ante el llamado de las campanas, de la iglesia, qué retumbaban en los cerros más lejanos. Debido a las distancias desde donde venían los devotos, correspondían ofrecerles la comida que ya desde época era el asado con cuero especialidad de estos gauchos, así también un rico locro o una buena sopa caliente. Se aprovechaba esta fecha para realizar los bautismos, casamientos y otras celebraciones Litúrgicas porque está, es una de las oportunidades que llega, un Sacerdote a estos parajes.
Es así como paisanos de la zona, que estaban al servicio de los patrones, eran artífices y parte importante de estos festejos manteniendo la fe, la devoción y celebración año a año.
Transmitiéndose este legado de generación en generación. Tanto los antiguos como los contemporáneos, respetan sus tradiciones y celebraciones todos los 11 de Febreros de cada año. Entre familias se destacan en especial el matrimonio Prudencio Cruz y Segunda Quipildor de Cruz y sus 9 hijos, quienes Vivian en una casita al costado, cumpliendo la función de capataz, casero y patrones y demás. Fueron sus contemporáneos las familias Zerpa, Toconas, Polo, Colqui, Sumbay, Lacci, León, Galian, Bustamante, Carrasco, Balcarce, Quispe, Madrigal, Tolaba y otros.
Todos los gauchos al servicio de la patrona, sus mujeres e hijos habitantes de trabajo, dedicados (a la faena de la tierra), arando con bueyes, cría de animales vacunos, equinos, mular, ovejas y cabras. Así también cultivo de frutales, verduras, tradicionales comidas, elaboración de quesos y dulces caseros.
En la actualidad están al cuidado de la vieja casona, su Iglesia y la imagen el Sr. Salvador Cruz, su esposa Rosa e Hijos. Así también una institución gaucha, denominada “Centro Gaucho Juan Galán Virgen de Lourdes” quienes tienen en comodato un predio cedido por la familia Buitrago, donde se congregan para las celebraciones de estas festividades y todo evento criollo que realizan para mantener en alto las tradiciones y costumbres de los antiguos y el gauchaje en general.
La Historia fue extraída, de la Profesora Carmen Yolanda Cruz.

Capilla Juan Galan

Capilla Juan Galan

Comentarios

comentarios