Pueblo Viejo

Un lugar que late por sus costumbres

Muy cerca de la población de San Antonio prevalece “pueblo viejo” un sector fundamental en el departamento San Antonio. Aldea que vio el desarraigo de sus habitantes que dejaron un legado que se mantiene en la familia Santos.

Pequeño territorio que cobro fama por sus “marcadas”, allí donde levantarse a la mañana para ir a campear las vacas, es una verdadera postal de los sanantoneños. Actividad que se puede observar en forma directa sin la necesidad de recorrer demasiado en la tierra del quesillo.
Y que el pasado fin de semana albergó a un nutrido público que recorrió más de 11 km. de distancia evidenciando la magia y encanto del lugar, que ofrece una variedad de flora y fauna, permitiendo la desconexión incomparable acompañada de relatos mágicos de sus habitantes.
Durante su largo trayecto la naturaleza regala una diversidad de arboledas, haciendo un contraste con la agricultura y ganadería de un poblado muy antiguo, con una ubicación deslumbrante. Y para poder observar y redescubrir hay que sortear los ríos y el difícil camino para poder llegar hasta el hogar donde habita la familia de Andrés y Clementina Santos, quienes esperaban a vecinos, amigos y familiares, para compartir la hierra bajo un día gris.
Faena que inicio con el pedido a la Pachamama, para luego seguir con la pialada, señalando a los terneros y marcando a las tamberas y toritos, que fueron reunidos en los corrales de la familia.
Cuando promediaba la media tarde, una intensa lluvia, intento truncar la labor. Pero el valor y coraje de los pialadores, pudo más que el agua que azotó, durante la hierra, impidiendo que se lograra un buen pial, ya sea rameado o voleado.
La tarde caía y con ello el trabajo estaba completado, así entre los balidos y gritos camperos, fueron despidiendo a la hacienda, que partió en busca de sus parajes, donde suelen pernoctar durante el año.
Esos mismos cerros, que ahora atestiguan actividades tradicionales de las familias que se niegan al destierro de sus tierras y forma de vida, que los define como herederos de un estilo único del hombre de campo.

Comentarios

comentarios