El Consejo Comunal de Yala debía concretar en el día de la fecha una nueva sesión ordinaria en que se iban a tratar los siguiente temas: Aprobar la segunda parte del Proyecto de Ordenanza Tributaria; el Proyecto de Ordenanza de Declaración de Patrimonio Arquitectónico Urbanístico a la Hostería de las lagunas de Yala y las Estaciones de Trenes de Yala y León y el Proyecto de Ordenanza de Declaración de Zonas de Máxima Protección y Suelos no Urbanizables, tal lo establecido en la última reunión de labor parlamentaria.

Sin embargo la sesión fracaso por falta de quórum, ya que los Vocales de la oposición Santiago Tizón ( FJ/PS ) y Mirta Morales ( FPJ ) no se presentaron a sesionar, como tampoco comunicaron los motivos de la ausencia.
Recordemos que el Concejo Comunal de Yala no sesionó durante muchos años, por ausencia injustificada de los integrantes del cuerpo que representaban a la oposición local, lo que provocaba que el mismo no reúna el quórum necesario fracasando repetidamente esas sesiones. Esta práctica de ausencias injustificadas parece volver a instalarse en Yala ya que esta es la tercer sesión que fracasa por ese motivo, en donde los Vocales remisos no solo no han comunicado a sus pares los motivos de esas ausencias, sino que tampoco lo han hecho públicamente, tal como sucedía anteriormente.

“Esta actitud de no sesionar sin invocar motivo alguno apunta a paralizar el desenvolvimiento del Ejecutivo Municipal, aunque lo peor es el daño que produce a la comunidad” manifestó el Presidente del cuerpo, doctor Facundo Vargas Duran.

Continúo diciendo que “lo peor de todo es que no nos comunican los motivos de esas ausencias, esto es tremendo. Es decir si no están de acuerdo con los proyectos que elevamos desde el ejecutivo corresponde que planteen la alternativas para llegar a un debate y con ello a una instancia superadora y no refugiarse en esta practica perjudicial, por lo antidemocrática, de no generar alternativas de solución y directamente provocar el fracaso de la sesión cada vez que deban realizarse las mismas como estrategia de respuesta a nuestros proyectos, sin dudas un irresponsabilidad rayana con el dolo”.
Consultadas las distintas fuentes, se pudo saber que los temas que han provocado la paralización legislativa en Yala, son los dos proyectos de ordenanzas por las que desde el Ejecutivo se pretende resolver la situación de las familias que irregularmente se encuentran asentadas en las Estaciones de Tren de León y Yala, como las que se encuentran viviendo en zonas inundables por estar asentadas en las riberas de los rios, para reubicarlas en sectores seguros garantizándoles el derecho a la propiedad y demás servicios, destinando esos predios -una vez desocupados – a actividades de desarrollo social-económico sustentable y saludable para la comunidad, como declarar la zona de riberas en Reservas de Flora y Fauna, en tanto que los Vocales de la minoría pretenden regularizar esos asentamientos que no cuentan con ningún servicio, inclusive a los que se encuentran asentados en las zona de las riberas, pero sin reubicarlos; sin haber presentado un proyecto al respecto de cómo sostener legal y socialmente esa postura.

Comentarios

comentarios