El Centro Gaucho 23 de Agosto de la Viña, celebró su aniversario, con múltiples acciones durante la tarde calurosa de domingo.55 Aniversario Centro Gaucho 23 de Agosto

En inmediaciones del predio de Minalea, sobre la ruta provincial Nº 35, desarrollaron un festejo al cual asistieron centenares de personas, amantes de las tradiciones camperas, que se llevan a cabo los fines de semana, en nuestra provincia.
Actividad que inicio en horas 13 con un almuerzo y la inscripción para los aguerridos pialadores, jinetes y participantes del 5to. “Festival del hombre de campo”.
Luego siguieron las palabras de bienvenida a cargo de su presidente, el señor Rubén Carabajal, quien resalto “vamos a seguir, trabajando en la defensa del nuestras culturas, tal como lo hicieron, aquellas personas que han pasado por esta entidad que desarrolla acciones durante el año y, que son reconocidas por el público, que acompaña masivamente”, puntualizó el mandatario.
Quien, junto a la comisión directiva brindo, por un nuevo año de existencia y bailo el Vals, sumando a las paisanas y presidentes de las instituciones que asistieron a la cita de gala.
Durante la tarde, las acciones siguieron en el corral, ganaron espacio con los jinetes jujeños que debieron enfrentar los segundos y la bravura de los potros de las tropillas locales en las diferentes categorías (Clina, Grupa y Basto con Encimera).
Otro momento trascendental, fue la participación de los paisanos que fueron de la partida en el festival del hombre de campo, quienes debieron trabajar en equipo, enlazando el animal (toro o tambera) y llevarlo hasta el palenque y atarlos de forma que el vacuno no pueda escapar y de esa forma, poder ir domesticándose.
También, mostraron su habilidad y estilo de pialar, los grupos conformados pialadores de diferentes localidades, para lograr quedarse con los premios, otorgados para aquel conjunto que lograra el menor tiempo posible.
Culminando con las actividades programadas, llegó el momento de las mujeres jujeñas a caballo, escuadra que se presenta por segunda vez, y que genero la admiración de propios y extraños. Esas señoritas que desplegaron coreografías, a través de un bailecito, realizado por los equinos, compañeros de las montadoras, qué aspiran poder llegar a tener un gran nivel. Y poder presentarse en festivales de gran convocatoria en la provincia.
Finalmente, el patio de tierra sumo a los bailarines, para disfrutar de las zambas carperas y ver los pañuelos al aire, como palomitas que buscan desplegar sus alas por el viento.paisa-c-g-23-de-agosto

Comentarios

comentarios