Y una vez más, la virgen maría bajo la advocación de la Purísima Concepción, patrona de la capilla del paraje La Cabaña, departamento San Antonio le regaló a la feligresía de la provincia un día a pleno sol para que pudieran honrarle cultos litúrgicos


Esta festividad religiosa es organizada por la comisión pro templo que esta conformada por un puñado de vecinos y amigos que se congregan año tras año a tal fin.
Las actividades dieron inicio desde horas tempranas con la salva de bombas para luego recibir a os peregrinos que llegaban con las imágenes acompañados por el sonido de bombos y erques dando a conocer que la fiesta dedicada a la “mamita virgen” daba su inicio.
Luego de compartir una mateada bajo la sombras de los gigantes árboles con que cuenta el patio interno de la vieja e histórica posta se dio inicio co0n el acto patrio de izar las banderas nacionales, entonar el himno nacional argentino y dedicar un minuto de silencio a todas aquellas personas que colaboraron al sostén de la capilla y partieron a la eternidad, como también se hizo hincapié en los héroes del Ara San Juan.
Antes de la celebración de la santa misa se entregaron menciones especiales a personas que incondicionalmente colaboran con la fiesta de la virgen, tal es el caso de Arturo Chauque y Rosario Gutiérrez, y a Rodolfo Tabarcachi para pasar al corte de cintas de una muestra sobre atuendos, imagen y elementos antiguos con que cuenta la capilla.
La santa misa estuvo a cargo del cura párroco padre Ricardo Quiroga, quien estuvo acompañado por el padre Jesús Villa.
El cálido mediodía vio desplazarse a la feligresía por el antiguo camino real en procesión con las sagradas imágenes. Camino que minutos más tarde fue protagonista junto a los alumnos de la escuela Renacer y los gauchos llegados al paraje y que realizaron una pasada rindiendo honor a la virgen.
La danza no pudo haber estado ausente con la excelencia del ballet Renacer y la pareja de bailarines sanantoneños Anita y Carlos.
Ya como es una costumbre, el almuerzo ofrecido por la comisión consistió en platos regionales como lechón con mote, sopa de gallina y postre.
La tarde siguió animada con danzas y canciones en vivo de conjuntos folklóricos locales para culminar la jornada con el acto de arriar las banderas nacionales y la alegría de haber cumplido con profunda devoción, fe y amor por las tradiciones con la Virgen de la Purísima Concepción.-
Especial: Carlos Alejandro Tasca – Prensa Municipio de San Antonio

Comentarios

comentarios