Con el entusiasmo de “Los Alegres de Uquía” y una concurrencia que se contó en varios miles, la Ciudad Cultural fue escenario del simulacro de la bajada de los diablos de Uquía. Entre talco, papel picado y espuma, se ratificó la creciente convocatoria de un acontecimiento que realza la cultura jujeña y dinamiza la actividad turística en San Salvador.160219-Carnaval-14-1024x676 160219-Carnaval-33-1024x616 160219-Carnaval-37-1024x676

El secretario de Turismo de la Provincia, Diego Valdecantos, destacó que en el predio de Alto Padilla “se vivió un anticipo del carnaval de antaño en la Quebrada” y resaltó que “estamos ante un producto turístico muy bueno que despierta interés en todo el país”.

Por otra parte, invitó a disfrutar desde el 2 de marzo de los carnavales jujeños y puntualizó que “cada región tiene su particularidad y muestra su riqueza cultural”.

Comentarios

comentarios